martes, 1 de julio de 2014

Carta Junio

La Carolina, junio de 2014
         Queridos hermanos de la Cofradía:

Al igual que en anteriores ocasiones os informamos de algunos asuntos de interés para todos:
1- Hemos recibido una carta de Cáritas Interparroquial de La Carolina solicitando alimentos. En estos momentos de dificultad económica un amplio sector de población de nuestro pueblo necesita nuestra  ayuda, colaboración y esfuerzo. Cáritas espera nuestra respuesta generosa y fraterna como en ocasiones anteriores. Si colaboramos entre todos nos ayudaremos, porque estaremos respondiendo a la petición de Cáritas y respondiendo a nuestro compromiso cristiano y cofrade. Todos los alimentos serán agradecidos pero se necesita con urgencia ACEITE, LECHE, TOMATE FRITO, AZÚCAR Y COLA-CAO.
            Por este motivo nuestra Cofradía organiza una CAMPAÑA EXTRAORDINARIA DE RECOGIDA DE ALIMENTOS en el SALÓN PARROQUIAL.
-         Miércoles, 2 de julio de 19,00 a 20,30 horas.
-         Jueves, 3 de julio de 19,00 a 20,30 horas.
-         Viernes, 4 de julio de 19,00 a 20,30 horas.
2- El próximo día 11 de agosto se celebra el 797 ANIVERSARIO DE LA APARICIÓN DE LA VIRGEN DE LA CABEZA AL PASTOR DE COLOMERA.
            Para celebrar esta fiesta nuestra Cofradía organizará una PEREGRINACIÓN A LA BASÍLICA REAL SANTUARIO DE NTRA. SRA. DE LA CABEZA en Sierra Morena. (Información en Mercería La Esperanza en la Plaza del Ayuntamiento).
Además de la participación en la Aparición nuestra Cofradía de La Carolina participará en la NOVENA A LA VIRGEN DE LA CABEZA en el Real Santuario el domingo 10 de agosto a las 12,00 horas (D.M.)
3- Recordamos que el próximo mes de septiembre celebraremos el X ANIVERSARIO de la ERECCIÓN CANÓNICA de nuestra Cofradía. Es una fecha  significativa y que debe unirnos para festejar entre todos la Presencia de la Virgen de la Cabeza, Madre de Dios, en nuestra comunidad.
         Os invitamos a participar en todas estas actividades programadas con alegría por sentirnos hermanos y protegidos por el manto de la Morenita.
            ¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!!!
                                                                                                              La Junta de Gobierno                         

CAMPAÑA EXTRAORDINARIA DE RECOGIDA DE ALIMENTOS

CAMPAÑA EXTRAORDINARIA
DE

RECOGIDA DE ALIMENTOS

A BENEFICIO DE

CÁRITAS INTERPARROQUIAL

(LECHE, ACEITE, AZÚCAR, TOMATE FRITO, CACAO)
- DÍAS: 2, 3 y 4 de julio.                                                   
- HOARIO: 7,00-08,30 de la tarde.
- LUGAR: SALÓN PARROQUIAL de SAN JUAN DE LA CRUZ.              
- ORGANIZA: COFRADÍA de  NTRA. SRA. DE LA CABEZA.           
MUCHÍSMAS GRACIAS POR VUESTRA COLABORACIÓN COMO SIEMPRE.


UNA PEQUEÑA AYUDA ES MUCHA PARA LOS NECESITADOS.

viernes, 23 de mayo de 2014

CLAUSURA DEL CURSO DE FORMACIÓN 13 -14.

                       



 “MARÍA,  PRIMERA DISCÍPULA”.
   D. CARMELO ZAMORA EXPÓSITO.
     Rector del Seminario Mayor de Jaén.
     Consiliario de los Equipos de Nuestra Señora.


 PALACIO DEL INTENDENTE OLAVIDE.

 MARTES 27 DE mayo. 20,30 HORAS.



martes, 22 de abril de 2014

CARTA PASTORAL A Cofradías de Gloria

CARTA PASTORAL
A Cofradías de Gloria

Pascua de Resurrección
El triunfo de la Vida


Queridas Cofradías de Gloria:

Hemos llegado a la más grande de las fiestas del año cristiano. Mis palabras quiero que tengan el sentido de una felicitación para los hermanos cofrades y familias que tengan la oportunidad de poder leer estas palabras.
Para esta felicitación he decidido escoger una de las estrofas de la preciosa Secuencia que escuchamos en la Noche de Pascua y que sintetiza bellamente el misterio que celebramos durante estos cincuenta días:
“Lucharon vida y muerte
en singular batalla,
y muerto el que es la Vida,
triunfante se levanta”.
Ciertamente, la vida y la muerte lucharon en una batalla singular, única y definitiva. Cristo, entregando su vida por la salvación de todos, se convierte en Vida que triunfa definitivamente sobre el mal. Con la fuerza de su amor infinito ha vencido al pecado y a la muerte. Por la fuerza de su sacrificio en la cruz, que actualizamos en cada Eucaristía, hace nuevas todas las cosas.
La Resurrección de Jesús constituye el núcleo del mensaje de la Iglesia y el objeto esencial de nuestra fe. Como expresa San Pablo: “si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra predicación y vana también nuestra fe” (1 Cor. 15, 14). Los cuatro evangelistas narran este hecho detalladamente y, lo mismo, el libro de los Hechos de los Apóstoles y las cartas de San Pablo.
Podemos imaginar los sentimientos que se agolparían en el corazón de aquellas mujeres, las primeras, que acudieron al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús. Podríamos, asimismo, imaginarnos los sentimientos de los apóstoles cuando se les aparece Jesús Resucitado deseándoles la paz en el Cenáculo en el día de la Pascua y en otras ocasiones. ¡Cómo sería el encuentro del Hijo con María, su Madre! Hasta tal punto ha calado este último encuentro en la fe profunda del pueblo que, en diferentes lugares de nuestra geografía, se celebra en el día de la Pascua la llamada Procesión del encuentro en la cual una imagen del Resucitado se encuentra con una imagen de María Santísima.
La contemplación de la Resurrección de Jesús, de su triunfo sobre el mal, el pecado y la muerte, nos abre el camino a determinadas actitudes pascuales para hacerlas nuestras y vivir el evangelio de la alegría:
-          Alegría pascual de sabernos amados por Dios Padre, redimidos por Cristo, llamados a vivir con plena coherencia nuestros compromisos bautismales.
-          Confianza ante la eficacia del amor divino para con nosotros, al entregarnos a su Hijo, camino, verdad y vida que nos lleva al Padre.
-          Pobreza que relativiza los bienes de este mundo, ya que estamos llamados a vivir el momento presente, construyendo el Reino de Dios en este mundo, pero con vocación de eternidad.
-          Caridad y amor hacia Dios desde la presencia eucarística y, desde ella, a nuestros hermanos.
Digamos repetidas veces, durante este tiempo, la preciosa oración de santo Tomás: ¡Señor mío y Dios mío!
En este apóstol depositamos las dudas e incertidumbres de muchos cristianos de nuestro tiempo, también las nuestras, los miedos y las desilusiones de innumerables contemporáneos nuestros. A él le pedimos su intercesión para alcanzar, con renovada sinceridad, la fe en Cristo, muerto y resucitado por nosotros. Esta fe, transmitida a lo largo de los siglos por los sucesores de los Apóstoles continúa entre nosotros, porque el Señor Resucitado ya no muere más. Él vive en la Iglesia y la guía hacia el cumplimiento de su designio eterno de salvación.
A todos os deseo una santa y gozosa Pascua de Resurrección.




X Ramón del Hoyo López

      Obispo de Jaén